La ceremonia, que contó con la participación del invitado Jorge Rojas Zegers, fundador y presidente de Coaniquem, graduó a 237 nuevos licenciados en Derecho, 97 magíster en Derecho y 7 doctores en Derecho.

“En la obtención de un grado académico, cualquiera que este sea, se requiere sacrificio y capacidad de renunciar a otras legítimas satisfacciones inmediatas. En definitiva, más que rendir culto a la inteligencia o al conocimiento que han demostrado a lo largo de sus estudios, lo que elogiamos hoy es el carácter, es decir, la voluntad férrea que, como señalaba San Alberto Hurtado , los hace más personas”. Con estas palabras, el decano de la Facultad, Carlos Frontaura, dio inicio a la Ceremonia de Graduación de 237 nuevos licenciados en Derecho, 97 magíster en Derecho y 7 doctores en Derecho.

Asimismo, en su discurso, llamó a los ahora exalumnos de la Facultad a centrar sus esfuerzos en la búsqueda de la felicidad, el amor, la quietud y la paz, principal tarea de un carácter bien formado que se orienta a su perfección. “La productividad, medida en la creación y transformación de bienes y servicios, pareciera ser el mejor indicador de éxito. Sin embargo, el aprovechamiento de la tierra y sus recursos hasta el límite de sus posibilidades, como forma de expresar nuestra hacendosa humanidad, auguran un futuro desalentador”, aseguró. El amor, agregó, “es la única forma de recuperar la certidumbre en el camino e implica salir de sí para asumir la realidad que nos rodea y redimirla, sirviendo un alto ideal, que no puede ser meramente material”.

A continuación se dirigió a los graduados el invitado de honor a la ceremonia, el médico UC, Jorge Rojas Zegers, fundador y presidente de Coaniquem, quien utilizó la declaración de principios de la institución para dar consejos a los recién graduados. Así, los llamó a iniciar esta nueva etapa teniendo presente la centralidad y nobleza de la persona humana; custodiar y fortalecer la institución de la familia; derogar y modificar leyes injustas; priorizar a las personas por sobre las cosas, al ser sobre el tener, a la ética sobre la técnica, al espíritu sobre la materia; buscar a Dios como origen y meta; y a incluir en sus agendas profesionales espacios adecuados de atención sin cobro. “Nuestra patria requiere de abogados dispuestos a servir. Recuerden siempre que quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

Tras sus palabras, subió al podio el rector de la Universidad, Ignacio Sánchez, encargado de dirigir el juramento UC. En la instancia, aprovecho de agradecer a cada uno de los nuevos graduados y a sus familias por haber optado y creído en la formación que entrega la Universidad Católica y por haber entregado lo mejor de cada uno a la institución. Asimismo, expresó sentidas palabras de agradecimiento y elogio a la gestión del decano Frontaura, quien finaliza este año su período a la cabeza de la Facultad y quien cerró la ceremonia al hacer entrega de los diplomas a los nuevos graduados Derecho UC.

Revisa la galería de imágenes aquí

Err :